Deportes

Valencia le ganó al Espanyol y le sigue el paso a Barcelona

El Valencia extendió este domingo su impresionante racha en la Liga española de fútbol y mantuvo vivo el interés del campeonato al superar por 2-0 al Espanyol en un vibrante partido en el que los blanquiazules hicieron muchos más méritos para ganar.

En el duelo por la duodécima fecha del campeonato español y en el Estadio de Cornellà-El Prat, el fútbol y las ocasiones fueron de los catalanes; el vigor, de un Valencia que añadió su octavo triunfo consecutivo gracias a un magnífico gol del francés Geoffrey Kondogbia, en el minuto 66 de juego, y al tanto definitivo del gallego Santi Mina, en el 82′. 

Un poco antes de recibir al Barcelona en Mestalla y después de que Real Madrid y Atlético fallaran el sábado y vieran cómo los dirigidos por Ernesto Valverde aumentaban su ventaja en dos puntos respecto a ambos, el Valencia se mantuvo como el único equipo capaz de seguir el ritmo de los azulgrana. 

Luego de sumar 11 victorias y un empate, el Barcelona lidera la Liga con 34 puntos. El Valencia le contribuye, con 30 unidades, ganancia de ocho triunfos y cuatro empates. El próximo domingo la discrepancia quedaría sujetada a un punto, si los de Marcelino vuelven a ganar. 

Valencia le da emoción a la Liga

“Estaríamos cometiendo un gravísimo error si, en la jornada 13, pensamos que podemos competir por la Liga porque ganamos al Barça”, afirmó Rubén Uría, segundo entrenador del Valencia.

“Nosotros queremos ganarles para llegar lo mejor posible al final de temporada”, añadió el ayudante de Marcelino, que no compareció en rueda de prensa tras ser expulsado por protestar al árbitro. 

Lo cierto es que con todo esto, la Liga mantiene la emoción gracias al Valencia, que ya firmó el mejor inicio de sus 98 años de historia. 

De este modo lo hace, a pesar de que el Espanyol consiguió durante casi todo el partido empequeñecer a un Valencia que no tuvo el once de salida acostumbrado. Pensando en el próximo encuentro frente al Barcelona, Marcelino eligió por reservar al italiano Simone Zaza, al portugués Gonçalo Guedes y al español Carlos Soler. 

Agotados y desmoralizados después de tanto esfuerzo, los blanquiazules cometieron el error definitivo: Víctor Sánchez realizó un préstamo a Pau López que se quedó corta y que el atento Santi Mina la convirtió en el segundo y definitivo gol. 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close