Deportes

El United cumplió y pasó a ser líder dentro de su grupo

El Manchester United cumplió ante el CSKA Moscú y ganó 2-1 para clasificarse como líder del grupo A para los octavos de final, en un encuentro en el que el equipo de Rusia necesitaba un milagro y asustó en la primera parte, aunque sucumbió a la lógica en la segunda.

El equipo de José Mourinho tenía todo a favor para sellar su pasaporte hacia la siguiente ronda. Solo una genuina destrucción podía dejarle fuera. Había distintas elecciones, pero no se dio ninguna. En el caso de triunfos del CSKA y del Basilea, tenía que perder por siete goles para quedar eliminado. 

No obstante, el cuadro ruso necesitaba de cierta forma ganar y esperar un pinchazo del Basilea en el Estádio da Luz. Marcarle más de media docena de goles al United era una auténtica quimera, pero aunque sea iban a ir a por los tres puntos para después esperar el favor del Benfica. 

El CSKA salió al césped de Old Trafford bien plantado. Al menos, a lo largo de los primeros veinte minutos consiguió retener la pelota, aunque no se acercó con peligro a la portería del portero argentino Sergio Romero. Ese fue el tiempo que tardó en coger la manija del choque el United, que con el muy activo Luke Shaw montó buenos contragolpes que a punto estuvieron de obtener su fruto. 

Curiosidades del partido

Resulta muy curioso el caso de Shaw, un joven lateral izquierdo de 22 años que hasta ahora sólo había disputado 48 minutos en toda la temporada. Mourinho le otorgó ese tiempo en dos encuentros de la “Carling Cup”. Ante el CSKA decidió darle la vocería principal y no defraudó a su entrenador. 

Shaw no se cansó de subir la banda con potencia, calidad y buen criterio. Aunque la ocasión inicial, aislada en ese dominio inicial del CSKA, la tuvo Marcus Rasford con un disparo al palo, fue Shaw quien más lo intentó. Primero, con una descarga peligrosa desde el borde del área que salvó Igor Akinfeev con una buena estirada. 

Luego, con una subida original por la banda izquierda que acabó con un pase a Romelu Lukaku que no llegó a empujar a la red por muy poco. La exhibición del jugador del United era evidente, pero el fútbol a veces es muy juguetón y resolvió marcar al hombre de la primera parte con el tanto del CSKA. 

Finalmente el 2-1 hizo justicia al dominio general del United, que se clasificó como líder del grupo A y mandó al CSKA Moscú a la Liga Europa, galardón de consolación para el club ruso. El equipo de Viktor Goncharenko soñó con el prodigio durante 45 minutos, pero el Benfica y el Manchester acabaron con su sueño. 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close