Actualidad

Recién nacido abandonado en un basurero evoluciona satisfactoriamente

El infante sigue en terapia intensiva, pero no presenta ninguna patología respiratoria

Paraguay.- Abandonaron un recién nacido en un basurero en el barrio San Pablo de Asunción. La presunta madre del niño puede ser una mujer que responde al nombre de Cintia Carolina Ortiz, de 32 años de edad.

El infante se encuentra internado en el Hospital Materno Infantil de San Pablo. El personal médico lo atiende con mucho amor y  le pusieron por nombre, Fernandito. Patricia Rolón, la doctora de turno, informó que el niño está evolucionando muy bien y que continúa en terapia intensiva.

«Está estable, pasó bien la noche y la madrugada, no requiere oxígeno, pero aún no está pudiendo alimentarse«, manifestó Rolón.

Agregó que Fernandito llegó hipotérmico hasta el nosocomio. No obstante manifestó que como el traslado fue rápido se revirtió rápido la exposición al frío.

«Ya está regulando su temperatura, pero tenemos que analizar si deja sus secuelas», comento la doctora. También indicó que el bebé no presenta ningún problema respiratorio actualmente. Además informó que el niño nació pesando 3,140 kilos, lo cual se considera normal, debido a que contaba con 39 semanas de gestación.

La madre del recién nacido

Según las informaciones suministradas, la presunta madre puede ser una mujer que responde al nombre de Cintia Carolina Ortiz, de 32 años de edad.  La mujer trabaja en una fábrica de empanadas ubicada sobre las calles Díaz de León con Denis Roa, de la ciudad de Asunción.

Se dio a conocer que el martes los compañeros de trabajo de Cintia llamaron a la Policía Nacional para auxiliarla. La razón por la que tomaron dicha decisión fue porque la mujer presentó hemorragia. Una vez realizaron la llamada la trasladaron en ambulancia hasta un centro asistencial.

Luego, hallaron en el interior de un tacho de basura a un recién nacido con signos de vitales. El infante estaba envuelto en una bolsa de plástico, todavía con la placenta. Tanto el niño como la mujer se encuentran internados en el Hospital Materno Infantil San Pablo.

Ortiz está bajo custodia policial y será puesta a disposición del Ministerio Público. «Ella negó a los policías que estaba embarazada, también sus compañeros desconocían eso, presumimos que utilizaba faja para ocultar el embarazo», señaló el comisario Ozuna.

Por otra parte al ser dado de alta, Fernandito quedará a cargo de la Fiscalía y de la Defensoría de la Niñez. Ambas instituciones determinarán quién tendrá la custodia

En estos momentos las autoridades han pedido colaboración con algunos productos para el menor. Los donativos pueden ser abrigos, ropas o pañales pueden. Las entregan deben realizarse en el Hospital San Pablo.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close