Actualidad

Policías aseguraron que fueron atacados con molotov

Se dio a conocer de manera oficial que Gustavo Florentín, imputado por el homicidio de Rodrigo Quintana, declaró que el 1 de abril fueron recibidos con bombas molotov en la sede del PLRA.

El funcionario de seguridad, que soporta una causa por homicidio doloso y está preso en la Agrupación Especializada, fue citado por el fiscal Aldo Cantero en carácter de testigo, en el caso abierto contra cinco dirigentes liberales, por la supuesta fabricación de bombas molotov.

Dentro de este proceso, están siendo imputados por violación a la ley de explosivos Stiben Patrón, además de los refugiados en Uruguay Luis Osvaldo Sánchez, Brian Esteban Martínez Jara, Rubén Moisés Galeano y Osvaldo Daniel Aquino. También Hugo Erasmo Vera Martínez, Raúl Alberto Cáceres González y Milciades Agüero Coronel.

Florentín luego de su testimonio, señaló a la prensa que cuando él ingresó al local partidario, recibió el impacto de una botella en el brazo, y que la misma tenía olor a querosén y una mecha. “El primer botellazo me impacta en el brazo derecho, en ese momento pasó muy rápido todo, pero después el olor se quedó por todo mi cuerpo”, dijo.

Motivado a esto, señaló que observó varias botellas sobre una mesa y que inclusive cerca del cuerpo de Rodrigo Quintana había una botella que aparece en las tomas fotográficas de medios y en el circuito cerrado del PLRA.

Por todo esto, el suboficial enunció lo mismo en la causa de homicidio de Quintana. En esa oportunidad indicó que recibió dos impactos de botellas con olor a querosén y que tuvo suerte porque las mechas se desprendieron.

Dentro de otro punto, se volvió a declarar muy inocente  de la muerte de Quintana. Dijo que así como no se notó el impacto de la botella que recibió al entrar, tampoco se vio con exactitud el destello del arma. En ese sentido, su defensa aduce que fue Arnaldo Andrés Báez el que disparó tras romper la puerta.

Florentín por su parte realizó un pedido especial a la fiscala Raquel Fernández, quien investiga el homicidio. Pidió que el arma que utilizó Báez sea objeto de pericia, como lo fue la escopeta que él portó ese día. “Mi escopeta se sometió a pericia, se levantaron 7 vainillas servidas del lugar de los hechos y la pericia salió negativa”, enfatizó.

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close