Actualidad

Paraguay pedirá certificado de vacuna contra fiebre amarilla

El documento debe presentarse para que puedan autorizar la entrada o salida del país

Asunción.- Paraguay activó un nuevo protocolo en el que exigirá certificado de vacuna contra la fiebre amarilla. La normativa aplicará para todos aquellos que quieran entrar o salir del país, según indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La decisión fue tomada después que la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelara nombres de zonas riesgosas en las que tienen reportes con casos de la enfermedad. Bahía, San Pablo, Río de Janeiro, Espíritu Santo y Minas Gerais son esos estados brasileños incluidos en el comunicado.

A pesar de ser una normativa necesaria para aprobar la salida o entrada a Paraguay, existen algunas excepciones. Entre ellas destaca la de los misioneros que ingresen por compras o para pasar unos días a Encarnación. Esas personas no tendrán que mostrar certificado, como tampoco los viajeros con escala en zonas riesgosas como las mencionadas.

Otros que quedan exentos son los mayores de 60 años, mujeres embarazadas o en período de lactancia, personas con compromiso del Estado General de Salud, los que tengan hipersensibilidad al huevo de gallina y derivados, transplantadas, con VIH, los que estén bajo tratamiento con inmunosupresores o inmunomoduladores, y los que tengan enfermedades febriles agudas.

Los exonerados deben poseer un certificado médico que justifiquen la excepción que aplique para esa persona.

Si el que desea entrar a Paraguay es paraguayo o extranjero radicado en el país sin certificado, aplica otro procedimiento. En esos casos serán derivados a un establecimiento sanitario para que lo evalúen y realicen un control por diez días.

Todo lo contrario ocurrirá con los extranjeros porque ellos sí deben tener el documento. Si no lo tienen, entonces no podrán autorizar su ingreso al país.

Lee también:  Presidente decretó días no laborables para funcionarios públicos en diciembre

Fiebre amarilla

Este tipo de infección ocasionada por la enfermedad es del tipo viral transmitida por la picada de un mosquito. La manera en la que puede prevenirse es mediante una vacuna, por lo que se recomienda ponérsela incluso antes de viajar.

Aunque el tratamiento alivia los síntomas, aún no encuentran cura para la fiebre amarilla. Fiebre, dolor de cabeza, vómitos y náuseas son los malestares más comunes.

Tradicionalmente decían que el virus de la fiebre amarilla estaba dormido en la selva amazónica. No obstante, en julio de 2016 comenzó a afectar a gran cantidad de personas en el sur de Brasil. Autoridades estiman que los monos y mosquitos fueron los que esparcieron la enfermedad.

Desde aquel momento, más de 600 personas han muerto, considerándose la peor epidemia en un siglo en Brasil.

Etiquetas

Kryshna Bednarcyk

Estudiante de Comunicación Social con experiencia en medios digitales como La Mega, La Mega de Toronto, Segundo Enfoque, entre otros. ¡Mi pasión es escribir!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close