Deportes

Otorgaron prisión domiciliaria al futbolista de Olimpia, Rodrigo Burgos

Burgos podrá volver a entrenar en el club y disputar el Torneo Apertura si así lo decide

Paraguay-. El futbolista de Olimpia, Rodrigo Burgos, cumplirá prisión domiciliaria luego de ser investigado por violencia intrafamiliar. Este martes el juez penal de Garantías, Juan Francisco Recalde, le otorgó el beneficio.

La nueva medida será cumplida en Villa Olimpia y podría ser trasladado la noche de este martes. El abogado solicitó al juez que su cliente quede libre para ayudar económicamente a sus hijas.

Por su parte la defensa de la esposa, Lucía Aguilera, presentará apelación ante esta medida que beneficia al futbolista.

Burgos cuenta con prohibición de salida del país, de ingerir bebidas alcohólicas, acercarse o comunicarse con su expareja y portar armas. Tiene permitido ejercer su profesión y trasladarse con el plantel a los partidos oficiales.
 

Así el jugador deja la cárcel de Tacumbú después de haberse entregado a las autoridades a comienzos del mes. El magistrado le había revocado su arresto domiciliario después de que Burgos amenazara nuevamente a su expareja.

El futbolista incluso podrá volver a entrenar en el club Olimpia y de esta manera disputar el Torneo Apertura. El club había presentado una intimación exigiendo que Burgos se presentara en los entrenamientos antes del 30 de marzo. De no cumplir, su contrato iba a quedar sin efecto. Se espera que el futbolista vuelva a entrenar el próximo lunes.

Violencia familiar

Dan prisión domiciliaria al futbolista de Olimpia, Rodrigo Burgos

Aguilera primero denunció a través de las redes sociales a Burgos por violencia familiar. Junto a la denuncia divulgó imágenes de moretones y heridas causadas por el jugador. Posteriormente acusó al futbolista de volver a molestarla y amenazarla a través de mensajes al teléfono celular.

El abogado de la mujer manifestó, en la primera denuncia, que Burgos habría llegado al punto de casi asfixiarla. Ante la amenaza Aguilera puso la denuncia por violencia familiar. El jugador fue imputado por violencia y el Ministerio Público pidió su prisión preventiva.

Si bien hace 15 años están juntos, porque eran vecinos en Itacurubí de la Cordillera, las agresiones empezaron cuando Burgos volvió de la Argentina y firmó por el Decano del fútbol paraguayo.

Las declaraciones de William Mendieta incidieron en la reciente disposición judicial, con respecto a la fotografía en la que se observaba a Rodrigo con una botella de cerveza. Según el Willy, la fecha de la imagen corresponde a un festejo posterior a la última victoria del Decano sobre el Ciclón, el año pasado.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close