Espectáculos

Órgano de tubos de la Catedral entregó sus imponentes notas

Luego de mucho tiempo sin funcionar, el órgano deleitó al público

La Catedral Metropolitana de Asunción se vistió de fiesta anoche, con la bendición del órgano de 1.605 tubos construido en Italia. El instrumento fue inaugurado con un concierto del organista Sergio Paolini.

De cara a la concurrencia que colmó las instalaciones de la Catedral, se realizó la presentación del instrumento que tiene como objetivo la promoción de la música sacra, según explicó el arzobispo metropolitano de la Santísima Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela.

El órgano consta de 1.605 tubos, con dimensiones que van desde los 20 centímetros hasta los 5 metros de altura. La construcción estuvo a cargo de la firma de los hermanos Pedrazzi, de Broni-Pavia, Italia.

Según lo detalló Lorenzo Pedrazzi, el instrumento tiene 25 registros que se pueden tocar juntos o separados. “Tiene una particularidad que le pusimos, un registro de flauta que, en honor del país, le llamé Flauta del Paraguay”, enfatizó.

Función del órgano en la Catedral

Monseñor Valenzuela detalló que la idea de dotar de un órgano a la Catedral surgió tras la visita del papa Francisco, en 2015, y la coordinación del proyecto estuvo a cargo del maestro Stefano Pavetti Serratti, clavecinista, organista y director de orquesta paraguayo que reside en la ciudad de Milán, Italia.

El costo total de la construcción del órgano y el traslado fue de G. 889.760.000 (122.800 euros), además de G. 190 millones para reforzar la estructura del espacio del coro donde está instalado el equipo musical.

Valenzuela agradeció la generosidad de los feligreses, no obstante, señaló que aún faltan G. 280 millones para solventar la totalidad de los gastos.

Luego de la bendición impartida por el arzobispo y una introducción didáctica acerca de los sonidos del órgano, se inició el concierto del organista italiano Sergio Paolini.

Entre los efusivos aplausos de los presentes, el músico interpretó la “Chacona en Fa Menor” de J. Pachebel, el “Concierto en La Menor”, de Antonio Vivaldi, con trascripción de Bach, la obra coral “Nun komm der Heiden Heiland BWW 659 y la Tocata y Fuga en Re Menor BWV, 565 de J. S. Bach, entre otras obras.

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close