Internacionales

Maternidad en Venezuela comenzó a usar método canguro

Venezuela.- En la capital venezolana, la Maternidad Concepción Palacios comenzó a usar el método canguro para cuidar de los niños prematuros.

Más allá del contacto que pueda tener el bebé con la madre hasta tener un peso y estabilidad física correspondiente a las 40 semanas de embarazo, la medida ha sido adoptada por la falta de incubadoras y equipos médicos en el país.

La Maternidad Concepción Palacios es una de las más grandes del país. Mensualmente, atiende unos 1000 partos.

El programa está coordinado por la pediatra Lide Díaz y la enfermera Carolina Urbina.

El Ministerio de Salud de Venezuela emitió reportes de mortalidad infantil entre 0 y 1 años. La institución especificó que desde 2016 se ha presentado un aumento, llegando a tener más de 11 mil casos anualmente.

Algunas de las principales causas de muertes de menores son sepsis neonatal, neumonía y síndrome de dificultad respiratoria. No obstante, la prematuridad también atenta con la vida de los pequeños.

Tomando en cuenta esa información y la carencia de equipos e incubadoras, los médicos adoptaron el método aprobado por UNICEF. La práctica conocida como “mamá canguro” se le ha enseñado también al personal administrativo, madres y enfermeras.

“Mamá canguro” o “método canguro” es una técnica usada en países desarrollados para reducir la mortalidad infantil. Se le conoce por ese nombre porque los marsupiales suelen llevar así a sus crías. En este caso, la madre sostiene al recién nacido contra sus pechos desnudos dentro de una faja de tela.

Los bebés de bajo peso (menor a 2 kilos 500 gramos) o prematuros que no estén en condición crítica son los que sacan de las incubadoras para ser tratados por su madre así bajo la supervisión médica.

Con el programa han tratado al menos a 800 de los bebés prematuros que han nacido en la Maternidad Concepción Palacios. Por los momentos, la institución pública es la única que ha adoptado el método en Venezuela.

Testimonios

La pediatra neonatóloga coordinadora del proyecto en la maternidad, Lide Díaz, dio declaraciones a los medios. Especificó que solamente los prematuros en estado crítico se quedan en incubadoras. Han tomado esa decisión para evitar complicaciones médicas en el recién nacido.

Sin embargo, reveló que al superar la crisis lo sacan de la incubadora y lo ponen en el pecho de su madre. “Él va a evolucionar más”, agregó refiriéndose a que allí escuchará su corazón y se moverá como en el vientre.

Ante la experiencia, una madre llamada Milagros Márquez dijo que fue “gratificante”. “Yo entendía que era importante que sintiera mi calor”, expresó sobre su caso.

Su hijo, Sebastián, nació pesando menos de 2,5 kilos a las 33 semanas. Ahora, él tiene 17 meses, pesa 12 kilos y sigue durmiendo en el pecho de su madre.

Etiquetas

Kryshna Bednarcyk

Estudiante de Comunicación Social con experiencia en medios digitales como La Mega, La Mega de Toronto, Segundo Enfoque, entre otros. ¡Mi pasión es escribir!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close