Actualidad

Los orígenes y la historia del blackjack

El blackjack es uno de los juegos de cartas más populares de los casinos actuales. No hay, sin embargo, un consenso claro a la hora de determinar cuáles fueron los orígenes de este juego. No obstante, la mayoría de los investigadores creen que sus orígenes hay que situarlos en los casinos franceses de principios del siglo XVIII. 

Las cartas francesas que aludían a este juego se denominaban Vingt-et-Un, término francés que traducido significa veintiuno. Estas cartas, probablemente, provenían de juegos como el Chemin de Fer o el French Ferme, muy populares en aquel momento. Juegos que, sin ir más lejos, se jugaban incluso en la corte real francesa durante el reinado de Luis XV.

 Además de las diversas versiones del Vingt-et-Un, la popularidad del blackjack pronto se expandió por América del Norte gracias a los colonos franceses. No obstante, las reglas eran un tanto diferentes al blackjack actual, ya que en aquel primer juego solo el crupier podía duplicar cartas. 

El blackjack en Estados Unidos durante el siglo XIX

 

Precisamente, fue en Estados Unidos donde el blackjack tuvo una evolución mucho más progresiva, ya que en Francia perdió auge durante el siglo XIX. El juego hacía ya las delicias en las primeras décadas del siglo XIX de jugadores y apostantes que participaban en las salas de juego legalizadas de Nueva Orleans. 

También durante este tiempo hay que señalar la importancia de la figura de Eleanor Dumont. Nacida en Francia, pronto emigró a América para dedicarse al mundo del comercio internacional. Allí logró prosperar de forma notable en su negocio, hasta el punto de abrir una sala de juegos en Nevada City (California). 

Lo curioso del caso es que la sala fue conocida como Vingt-et-Un y a ella acudían personas de todo el país para jugar contra Eleanor, cuya pericia con los juegos de cartas era más que conocida por todo Estados Unidos. 

Juegos de cartas precursores del blackjack francés

 

En Europa hay otros juegos de cartas que bien podrían haber servido como precursores del Vingt-et-Un. Estos juegos eran el Treinta y Uno, las Siete y Media o la Escoba del 15. 

El Treinta y Uno es un juego de cartas español que consiste en tratar de acercarse lo máximo a la cifra 31 con naipes del mismo color. El as vale 11 puntos, las cartas con figura 10 puntos y todas las demás el valor de su numeración. 

Las Siete Media o Sette e Mezzo es un juego italiano que se juega con una baraja de 40 cartas. Las cartas sota, caballo y rey cuentan como medio punto, los ases valen siete puntos y el resto de cartas cuentan como su valor normal. 

El objetivo de los dos juegos anteriores y el Quince es robar una serie de cartas hasta alcanzar un cierto valor, por lo que se trataría de una forma de juego muy similar al blackjack. Además, estos tres juegos son anteriores al Vingt-et-Un, ya que tienen sus orígenes en los siglos XV y XVI. 

Es, por tanto, muy probable que estos juegos de cartas influyeran en el Vingt-et-Un francés, que se hizo mucho más popular durante el siglo XVIII. 

El blackjack y los casinos

 

El siglo XX trajo consigo la gran era de los casinos. El blackjack aún era conocido como 21 en Nevada City, pero pronto dio paso a su nombre actual con unas reglas que tuvieron que cambiar para legalizar el juego. Estas reglas, establecidas por la Comisión de Juego de Nevada, son las que aún imperan hoy en día. 

A mediados del siglo XX, aparecieron los primeros expertos en blackjack. Sin ir más lejos, en 1962 Edward O. Thorp escribió el primer gran libro sobre el blackjack, Beat The Dealer. A partir de aquí, y con la ayuda un año después del informático Harvey Dubner, los jugadores comenzaron a idear sus primeras estrategias de blackjack para ganar en los casinos. 

Poco a poco, y tras la llegada de los casinos online, el blackjack se ha convertido en uno de los juegos de cartas más populares en todo el mundo. La mayoría de casinos en línea ofrecen la versión clásica del juego, aunque también podemos encontrar diversas modalidades con diferentes reglas y características. 

Desde hace poco más de diez años, muchos casinos online ofrecen la posibilidad de jugar al blackjack en vivo. Una opción más que interesante y en la que podemos incluso interactuar con el crupier para que el juego sea mucho más real y no haya lugar a ningún tipo de especulación por parte de los jugadores. 

A pesar de contar con poco más de 200 años de existencia, el blackjack es, en definitiva, uno de los juegos de cartas más conocidos en todo el mundo. Es muy probable que cualquier persona haya podido jugar en alguna ocasión, ya que sus reglas son muy sencillas. 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close