Deportes

LeBron se coronó dentro de un duelo de mayor seriedad

Los espectadores tardaron en entrar en calor pese al buen inicio, marcado por Joel Embiid y Karl-Anthony Towns

El jugador LeBron James se coronó como mejor jugador en la 67° edición del Juego de las Estrellas de la NBA y llevó a su equipo a la victoria por 148-145 ante Stephen Curry y compañía, en un duelo de mayor seriedad e intensidad que en pasadas ediciones.

LeBron, quien actulamente se levantó con el tercer premio MVP de su carrera en el Partido de las Estrellas, acabó con 29 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias en 31 minutos; mientras que su compañero Kevin Durant aportó 19 tantos. En el equipo competidor el más destacado fue Damian Lillard con 21 puntos en 21 minutos, en tanto que DeMar DeRozan añadió otros 21 tantos.

Todos los jugadores, se tomaron la cita más en serio que en el pasado y, sobre todo, con una mejor actitud, algo de lo que se benefició el público de Los Ángeles, ciudad que por primera vez desde 1996 no contó con ningún jugador de sus franquicias (Lakers y Clippers) en el encuentro.

Sintonía mostrada entre los jugadores

Resultó ser una noche de complicidad, como la buena sintonía mostrada por exc ompañeros como Durant y Russell Westbrook o el propio LeBron con Kyrie Irving. Mención aparte mereció Anthony Davis, quien salió a pista con el uniforme de DeMarcus Cousins, su compañero lesionado para toda la temporada.

Por su parte, el público se demoró en sentirse cómodos por encima del buen inicio, marcado por la personalidad de Joel Embiid y la entrega desde el banquillo de Karl-Anthony Towns, saliendo desde el banquillo con energía.

Este importante impacto se hizo notar de inmediato dando una ventaja de 11 puntos a los suyos tras el primer cuarto (31-42). El conjunto de LeBron presionó más en a lo largo de la segunda parte y, con mejores proporciones de tiro, se ubicaron por delante (53-52) con un tremendo alley-oop del propio James a pase de Westbrook.

Se visualizaron parciales importantes a lo largo del periodo (58-70) debido al esfuerzo defensivo de hombres como Giannis Antetokounmpo y Embiid -espléndido su tapón sobre el base de los Thunder-, pero la tregua se hizo notar con gran igualdad en el anotador (76-78) y una sensación de energía sobre el parqué, como el mostrado por Klay Thompson con sus cinco triples.

Tal es así que en la primera parte ya se habían lanzado más tiros libres que en los partidos de las últimas dos ediciones.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close