Actualidad

Investigación analizó la Magnitud del Aborto Inducido en el Paraguay

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través del programa PROCIENCIA, se encargó de cofinanciar el proyecto

Asunción.- Por no contar con un registro exacto de abortos, un grupo de investigadores realizó el “Cálculo de la Magnitud del Aborto Inducido en el Paraguay”.

El estudio se basó en el año 2012, reflejando un total de 32.237 abortos inducidos en nuestra región.

El aborto es una de las principales causas de la muerte materna en todo el mundo. Por no contar con un registro, las autoridades paraguayas del sector de salud no han podido tomar decisiones asociadas al tema o determinar el impacto que tiene en la salud de las mujeres.

Los investigadores del proyecto fueron Laura Almirón y Héctor Arévalos (estadísticos); Mercedes Melián, Alejandra Martínez, Camila Corvalán y Marco Castillo (sociólogos); Claudio Castro (ginecólogo y obstetra); Nidia Battilana (trabajadora social); y Ruth Navarro (analista de sistemas informáticos).

Lee también: Conocimientos espaciales de Paraguay serán usados para mejorar la agricultura

Declaraciones oficiales

Mercedes Melián reveló en una entrevista información relacionada con el proyecto. La socióloga explicó que realizaron encuestas para determinar los antecedentes de pérdidas fetales, sin especificar si fueron inducidos o espontáneos.

“Obtener una cifra exacta es prácticamente imposible”, indicó la experta detallando que se pueden obtener estimaciones con “metodologías indirectas”. “Así se puede mostrar en detalle la fundamentación científica en la que se basa cada estimación desarrollada”, agregó.

La idea fue generar datos dirigidos a los responsables de salud en el país”, dijo Melián. Los centros en los que buscan fortalecer las capacidades de investigación son el Centro Paraguayo de Estudios de Población (Cepep), así como otras del sector público y privado.

La investigadora mencionó que el proyecto culminó en septiembre de 2017. Las metodologías utilizadas fue el “método de la incidencia de las complicaciones de aborto (MICA), desarrollado por Singh y Wulf (1994), con datos de egresos hospitalarios del año 2012 y el método residual, propuesto por Bongaarts (1978 y 1982), con datos provenientes de la encuesta demográfica de 2008”.

De los 32.237 abortos inducidos en 2012, la tasa obtenida fue de “21 abortos inducidos por mil mujeres de 15 a 44 años”. Con el método residual la magnitud fue de 19.983, lo que genera una “tasa de 14 abortos por 1.000 mujeres, para el año 2008”. “Estos resultados ofrecen órdenes de magnitud dentro de los cuales se encontrarían los valores reales”, especificó la socióloga.

Melián manifestó en la entrevista que los resultados representan información relevante y fiable. De esta manera, se podrá “conocer y entender” que el aborto inducido es una de las “primeras causas de muerte materna en el Paraguay”.

Etiquetas

Kryshna Bednarcyk

Estudiante de Comunicación Social con experiencia en medios digitales como La Mega, La Mega de Toronto, Segundo Enfoque, entre otros. ¡Mi pasión es escribir!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close