Actualidad

Indicadores financieros de enero hacen que el BCP mantenga política monetaria

La FED espera que la tasa de crecimiento del PIB para el 2018 exceda a su tasa de crecimiento tendencial

El Comité Ejecutivo de Operaciones de Mercado Abierto (Ceoma) considera que la estrategia más prudente es mantener el perfil actual de la política monetaria. 

Sin embargo, anunciaron que continuarán con el monitoreo sobre la evolución de las variables macroeconómicas internas y externas, y que se utilizará sus instrumentos con flexibilidad.

Según está especificado dentro de un informe publicado por el Banco Central del Paraguay (BCP), el objetivo de la constante observación de los indicadores busca garantizar la convergencia de la inflación proyectada a la meta de 4% anual en el horizonte relevante de proyección.

En enero de 2018, el promedio ponderado de la tasa de interés activa en moneda nacional (MN) del sistema bancario (que incluye sobregiros y tarjetas de créditos) fue 16,11%, mientras que el promedio ponderado de la tasa pasiva en moneda nacional fue 4,28%.

Más indicadores de política monetaria

Del mismo modo, el promedio ponderado de la tasa de interés activa en moneda extranjera (ME) del sistema bancario fue 7,54% y el promedio ponderado de la tasa pasiva en moneda extranjera (ME) fue 2,16%.

En las empresas financieras el promedio ponderado de la tasa activa en MN fue 25,69% y el promedio ponderado de la tasa pasiva fue 7,72%.

Por su lado, el promedio ponderado de la tasa activa para las operaciones con ME de las empresas financieras fue 11,82%, mientras que el promedio ponderado de la tasa pasiva en moneda extranjera (ME) fue 4,87% en el mes de referencia.

En lo que respecta a la tasa ponderada de la tasa activa para las operaciones con ME de las empresas financieras fue 11,82%, mientras que el promedio ponderado de la tasa pasiva en moneda extranjera (ME) fue 4,87% en el mes de referencia.

Dentro de la región continúa la recuperación gradual de la economía de los principales países y con perspectivas positivas para el presente año. En el contexto doméstico, las medidas de tendencia de la inflación muestran una trayectoria de disminución en los últimos meses, aunque en línea con el objetivo inflacionario de mediano plazo. Además, las perspectivas se mantienen ancladas a la meta.

Con respecto al movimiento económico doméstico, los indicadores de corto plazo siguen mostrando una evolución favorable.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close