Espectáculos

Hollywood disfrutó una gran noche por premios Oscar honorarios

Estrellas de Hollywood dejaron a un lado los escándalos de acoso sexual el sábado por la noche, para honrar el trabajo del actor Donald Sutherland y de otros cuatro cineastas que recibieron premios Oscar honorarios.

El actor Sutherland, de 82 años, ha participado en más de 140 películas, incluyendo “Los Doce del Patíbulo” y “MASH”, y es conocido por generaciones más jóvenes por la serie de películas “Los Juegos del Hambre”, pero no le había sido otrogado un Oscar.

“Esto es muy importante para mí, para mi familia”, declaró Sutherland en la ceremonia anual de los “Governors Awards”, en que se entrega la estatuilla del Oscar para celebrar el trabajo de personas durante sus carreras.

Homenajeados de la noche

Por su parte, el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu, que ganó Oscars por “Birdman” y “The Revenant”, fue premiado por su película de realidad virtual “Carne y Arena”, que pone al espectador en los zapatos de migrantes mientras intentan cruzar la frontera hacia Estados Unidos.

González Iñárritu consagró su Oscar honorario a los inmigrantes “cuya realidad ha sido ignorada y mantenida como rehén por ideologías y definiciones, negándoles la posibilidad de ser entendidos y amados”.

En el caso de Angelina Jolie presentó a la directora nacida en Bélgica Agnès Varda, de 89 años, que recibió un Oscar honorífico por una carrera que comenzó en la Nueva Ola de las décadas de 1950 y 1960 y entre cuyas películas figuran “La Pointe Courte”, “Cleo from 5 to 7” y “Vagabond”. Ambas mujeres realizaron un baile espontáneo sobre el escenario.

A la mencionada actividad asistieron estrellas como Dustin Hoffman, Jake Gyllenhaal, Emma Stone, Colin Farrell, Tom Hanks y Steven Spielberg.

Si hablamos del director afroamericano Charles Burnett, entre cuyas películas destacan “To Sleep With Anger”, protagonizada por Danny Glover, y “The Glass Shield”, con Ice Cube, usó su discurso de aceptación del premio para hablar sobre los desafíos que enfrentó para contar historias sobre su comunidad.

“Nos incumbía contar nuestra historia, nuestra humanidad a nuestra manera… usar las películas como una forma de cambio social”, comentó.

Dustin Hoffman presentó al cineasta Owen Roizman, con quien trabajó en “Tootsie” y “Straight Time”, y dijo que “es su combinación de perspicacia y versatilidad y oficio lo que hace especial a Owen Roizman”.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close