Espectáculos

Habilitaron museo con importante colección de instrumentos y fotos

Este viernes en horas de la noche, dentro de Guillermo Arias 368 y Teniente Rodi, se acredita el museo y sala de música Nene y Papi Barreto, que conserva instrumentos, libros, revistas, discos y fotografías relacionados con la música.

Al transcurrir 57 años de su creación, la Academia de batería Nene y Papi Barreto inicia hoy, a las 19.00, su museo y sala de música, en Guillermo Arias 368 casi Teniente Rodi. El acceso es libre y gratuito.

A lo largo del acto, –que contará con la presencia de Fernando Griffith, ministro de Cultura–, también se mostrará por primera vez el libro Manuscritos de Nene Barreto, con el auspicio del Fondec.

Por su parte, el museo denominado Nene y Papi Barreto, contiene una rica y nutrida colección de instrumentos y artículos musicales, conservados en perfecto estado. Se declaró de interés cultural y puede ser visitado de lunes a domingo, de 9.00 a 12.00, y de 15.00 a 20.00.

Lo que podrán disfrutar los visitantes

Todos los visitantes podrían conocer más de 500 libros originales de batería y trompeta, 800 discos de acetato, VHS y casetes, cerca de 100 unidades de palillos de colección, instrumentos de percusión, entre otros.

“También hay dos baterías de colección de un valor incalculable, un salón de cuadros de reconocimientos nacionales e internacionales, revistas especializadas y partituras de arreglos musicales”, destacó el baterista y profesor Bernardo Martínez, quien se preparó en educación a lo largo de diez años con los hermanos Barreto, y hoy está al frente de la Academia.

La mencionada Academia fue creada por el baterista Nene Barreto (1938-1996), en 1960. Posterior a su muerte, su hermano, el trompetista Papi Barreto (1933-2005), tomó la posta y continuó con el emprendimiento junto al baterista Bernardo Martínez.

La inclinación por la música de Nene Barreto no es circunstancial, pues su padre fue uno de los mejores bandoneonistas del Paraguay. “Cuando era bastante joven la atracción por la música la vuelca en el estudio y practica saxofón y bandoneón, instrumentos que llegó a ejecutar bastante bien. Pero en su búsqueda constante de la perfección, tal como era su espíritu, se apartó de estos instrumentos e incursionó en la percusión con la que se quedó definitivamente”, relató Martínez.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close