Actualidad

Friedman retomó la Gobernación a la fuerza

Algunos partidarios del gobernador Rodolfo Friedman forzaron este lunes el acceso al local de la Gobernación de Guairá y lo repusieron en el cargo, luego de que la Policía haya impedido, por más de 24 horas, el acceso al actual dirigente de Colorado Añetete y a funcionarios de la institución.

Los seguidores del funcionario atropellaron el cordón policial, arrancaron parte del vallado y accedieron a la Gobernación, luego de haber presionado todo el día.

Si bien es cierto que hubo algunas contiendas, la Policía se replegó ante el asedio, permitiendo el ingreso de quienes apoyan al gobernador.

Friedman agradeció a sus seguidores por dicha acción y resaltó que le permitieron reasumir el cargo. Denunció que los policías, “acompañados de matones, llegaron a la noche para apoderarse de la Gobernación”. Destacó también que el pueblo le repuso en el cargo que alcanzó a través de los votos.

Adicional a los seguidores locales, Friedman recibió el día de ayer el apoyo del vicepresidente de la República, Juan Afara; el líder de Colorado Añetete, senador Mario Abdo Benítez, y su compañero de chapa presidencial, el diputado Hugo Velázquez, así como otros legisladores del mencionado movimiento.

Todos llegaron a la capital del Guairá y sesionaron ayer en plena vía pública, ante la imposibilidad de entrar al local de la Gobernación.

Dentro de la sesión extraordinaria, la mayoría ratificó que Rodolfo Friedmann Alfaro es el único gobernador.

La resolución llevó la firma del presidente de la Junta, Rodolfo Pereira, y las de los ediles José Faria, Javier Silvera Dávalos, Patrocinio Brítez, Leopoldina Castillo, Víctor Fernández Pérez, Julio Rodas y Darío Martínez. La Justicia Electoral dio la razón el viernes al concejal Óscar Chávez.

Por su parte, el concejal Javier Silvera informó que la Junta otorga la potestad a los asesores jurídicos Roque Paiva y Roberto Arrúa Mendoza para intervenir judicialmente contra todas las personas que estuvieron involucradas en el bloqueo al local.

En este sentido, el senador y presidenciable de Colorado Añetete, Mario Abdo Benítez, pidió anoche al presidente Horacio Cartes que “deje al Guairá en paz y deje trabajar en paz al gobernador Rodolfo Friedman”.

Hizo un llamado al mandatario a que no avale el atropello a la Gobernación del cuarto departamento y le pidió que “sea una persona que una a la familia paraguaya” y que “no permita este atraco que debilita a la República, al Partido Colorado y al propio presidente”.

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close