Espectáculos

Falleció Jerry Lewis

El destacado comediante estadounidense Jerry Lewis falleció este domingo a los 91 años, información que fue confirmada por su representante en horas de la tarde.

Las risas son lo nuestro. La gente no puede odiar cuando se está riendo”, escribió el actor en su libro The Total Filmmaker, un tratado de pasión sobre el arte del cine y el humor desde la perspectiva de quien dedicó toda su vida a hacer sonreír al público.

Nacido el 16 de marzo de 1926 en Newark (Nueva Jersey), Lewis no tuvo que buscar muy lejos para encontrar la inspiración de su arte y oficio, ya que sus padres se dedicaban a los espectáculos.

El comediante alcanzó por primera vez la gloria junto a Dean Martin, con el que desde 1946 triunfó ahí donde se subió a un escenario para formar una de las parejas más memorables del humor estadounidense. Dean Martin muchas veces fantaseaba con ser el elegante y seductor del dúo, mientras que Jerry Lewis ejercía el papel del loco imprevisible, el chiflado sin control lleno de improvisación.

Pero luego de diez años de éxitos demoledores en los teatros y en el cine, gracias a filmes como Vaya par de marinos (1952) o Juntos ante el peligro (1956), el 24 de julio de 1956 Dean Martin y Jerry Lewis separaron sus caminos y dieron su último show como pareja de humor en el club Copacabana de Nueva York.

En el instante en el que apareció la inseguridad sobre si perduraría sin su compañero de aventuras, emergió un Jerry Lewis rebosante de inspiración. Actor, director, productor y guionista, Lewis exhibió sin preocupación su creatividad, delante y detrás de la cámara, en algunos títulos que resultaron inolvidables para el estudio Paramount.

A partir de los años 70 fue bajando progresivamente su popularidad, pero no abandonó el mundo del espectáculo: en 1982 participó con gran éxito en El rey de la comedia de Martin Scorsese, y en los años noventa se atrevió con el musical Damn Yankees en Broadway.

Algunos reconocimientos como la Legión de Honor en Francia (1984), el León de Oro a su carrera de la Mostra de Venecia (1999), y un Oscar, son una pequeña parte de sus logros. “Es la válvula de seguridad emocional del ser humano. Si no fuera por la comedia el hombre común no sobreviviría”, había destacado Lewis en The Total Filmmaker.

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close