Espectáculos

Escritores compartieron jornadas de lectura en hospitales

Se dio a conocer una generosa iniciativa, Cuentos en Navidad, en donde escritores y miembros del ámbito cultural comparten jornadas de literatura en albergues, hospitales y geriátricos. La actividad finaliza en los próximos días. 

Los diferentes cuentos, las novelas y los distintos poemas son capaces de transportar a niños, jóvenes y adultos a mundos imaginarios, divertirlos y hasta paliar un dolor o hacer pasar la soledad o ansiedad.

De esta manera lo entiende un importante grupo de escritores, artistas y referentes culturales, quienes unidos por un espíritu solidario forman parte del proyecto Cuentos en Navidad. La actividad se basa en cooperar lecturas en albergues, hospitales, geriátricos y comedores.

“Es una práctica que nos gusta mucho y que cada año se está perfeccionando. La receptividad de la gente es muy buena”, sostuvo el escritor Óscar Pineda, añadiendo que esta actividad lleva varios años, y que, en su caso, desde el inicio la experiencia le llenó de entusiasmo. Hace algunos días tuvo la oportunidad de leer cuentos en el hogar Don Bosco Róga.

¿De qué va la iniciativa?

“Yo tuve el privilegio hace algún tiempo atrás de ir al Cuartel de la Victoria y estuvimos con un señor que tenía más de 100 años. Tenía muy poca vista y escuchaba muy poco. Estaba postrado. A él no le leí cuentos. Oimos juntos músicas paraguayas, varias patrióticas de la Guerra del Chaco”, mencionó Pineda.

La mencionada organización se mantiene a cargo del Club de Libros Paraguay, con apoyo de la Secretaría Nacional de Cultura (SNC), el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) y la Sociedad de Escritores del Paraguay.

Entre tanto, el tour ya incluyó algunas visitas al Centro San José de Cluny, Emergencias Médicas, Centro Recreativo y Cultura Cateura, Instituto Nacional del Cáncer, Comedor Virgen del Rosario, Hospital de Itauguá, Hospital de Clínicas, Centro Pedagógico Ñemity, entre otros.

Entre tanto Ana Mello, actriz y promotora cultural, también formó parte de la actividad cultural. “Es una decisión muy particular dirigir en estas fechas cuentos a los hospitales. A los niños se les observa contentos. Les gusta ser parte de los cuentos y participan. Tocar los libros también es muy motivador para ellos”, resaltó.

Un importante aspecto a mencionar, según Mello, es que ellos también se nutren durante las visitas. “Es una actividad que nos nutre también a los que leemos, porque es un encuentro con niños que están en situaciones de salud delicadas, pero que no pierden su curiosidad y capacidad de juego”, afirmó.

           

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close