Actualidad

Denunciaron que el Gobierno buscó desacreditar paz

Los mismos encargados de la seguridad, realizaron “visitas” a los menonitas de Santa Rosa del Aguaray, para pedirles que no se movilicen mañana y advirtiéndoles que tras la iniciativa hay intereses políticos, denunció un sacerdote.

Se dio a conocer que el presbítero  Cristian Paiva, párroco de Santa Rosa del Aguaray, señaló que el Gobierno busca desactivar la movilización convocada para mañana desde las 8:00 en Santa Rosa del Aguaray, departamento de San Pedro, para pedir paz y la libertad de los cinco secuestrados por el grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo.

Para todo esto, los diferentes emisarios del Gobierno intentan desacreditar la reacción ciudadana, “por todos lados y como siempre acostumbra el Gobierno, busca desmovilizar a la gente. Nos llegaron informaciones de que los propios encargados de seguridad visitan a los menonitas y les dicen para no movilizarse ya que esto tendría tinte político, es el discurso de siempre del Gobierno para que la gente no salga a reclamar nada”, denunció el párroco que trabaja en apoyo a la reacción ciudadana.

Paiva por su parte, comentó que la gente ya está cansada de la inseguridad, de los secuestros y la falta de respuestas. “El Gobierno quiere impedir críticas e impedir manifestaciones y excusarse de la falta de respuestas”, puntualizó.

Las diferentes fuerzas vivas de Santa Rosa del Aguaray, conjuntamente con los colonos menonitas, llevarán a cabo una marcha pacífica mañana sobre la ruta III “Gral. E. Aquino”, en rechazo a la violencia y para clamar por la libertad de los cinco secuestrados bajo el lema “Unidos por la paz en el norte”.

La mencionada iniciativa cuenta con gran aceptación de los jóvenes y la ciudadanía en general.

Del mismo modo, están invitados algunos familiares de las víctimas de secuestros para esta movilización, que tiene como objetivo principal demostrar que la ciudadanía en general no permanece indiferente ante el rapto de personas, además busca transmitir solidaridad a las familias y pedir al Gobierno mayor seguridad.

Entre tanto, el policía Edelio Morínigo sigue cautivo por el EPP desde el 5 de julio del año 2014 siendo el secuestro más largo en la historia del Paraguay. La otra víctima es el colono menonita de Manitoba Abrahán Fehr, llevado a la fuerza el 8 de agosto del año 2015 y de quien se desconoce si sigue con vida. El ganadero Félix Urbieta persevera cautivo desde el 2 de octubre del año 2016, y sus familiares varias veces intentaron negociar con sus captores. El menonita Franz Hiebert fue llevado el 21 de agosto de este año y poco después, Bernhard Blatz quien fue capturado el 1 de setiembre último.

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close