Actualidad

Crecida del río Paraguay continúa afectando a los ribereños

Asunción.- Familias ribereñas son las que más han resultado afectadas por la crecida del río Paraguay. Nanawa, zona fronteriza con Clorinda en Argentina, es una de las que está completamente inundada.

AFP reseñó que en la localidad apenas están habitadas unas 100 casas, de las cuales la mayoría tienen una segunda planta. Para desplazarse de un lado a otro para adquirir medicinas o víveres, las personas deben utilizar botes.

En cuanto a los que han tenido que dejar sus viviendas, el Gobierno los ubicó en “villas de emergencia”. El portal de El Universal explicó que dichas villas se encuentran en Puerto Falcón (Paraguay) y en Clorinda (Argentina).

Graciela Acosta, una de las personas afectadas, confesó que “el agua no te avisa”. “Ya tengo suficiente experiencia”, dijo desde un bote con su hija, su perro y varias de sus pertenencias.

“Sin mi perro no me voy a ninguna parte. Es la tercera vez que nos estamos mudando”, contó al diario. “La crecida no la esperó a nadie. Parecía que iba a bajar pero, por lo visto, esto va a continuar”, recordó lo ocurrido.

Nelsón Pérez, subdirector de Hidrología, especificó que en 1983 fue la época con más daños causados por el río. En aquel momento el principal afluente de nuestro país alcanzó los 9 metros en Asunción.

Sobre las inundaciones, el funcionario manifestó que todas son “por efecto de la lluvia”, pero estiman una especie de “pico” en los primeros quince días de junio. “A partir de allí, el agua empezará a descender en todos los lugares”, aseguró Pérez.

Lee también:10ma edición de la Expo Logística Paraguay será en junio

Más información sobre Nanawa

Nanawa está sumergida, y la mayoría de las principales vías están inundadas por el río Paraguay. Algunos de los lugares afectados es el cementerio.

El pasado 15 de mayo, fecha en la que celebraron el Día de las Madres, varios medios reportaron como las personas buscaron la manera de llegar hasta las tumbas de sus difuntas para prenderles velas desde las embarcaciones.

Aquel día, medios de comunicación conversaron con algunos de los que recorrieron el laberinto de tumbas bajo el agua.Enrique Cardozo, un herrero de 51 años, fue uno de ellos. El señor contó que cambió de profesión, y ahora se dedica a trasladar a los damnificados en su bote.

“Ya estoy acostumbrado. Vivo en la segunda planta de mi casa con mi familia”, comenzó a decir. “El río siempre crece y cada tres o cuatro años nos inunda, pero esta vez se pasó. Subió muy rápido”, contó a la prensa.

Los habitantes de Nanawa están molestos por la falta de atención. Como las autoridades no están atendiendo sus necesidades suelen movilizarse hasta Argentina. “En el lado argentino hay de todo”, dijo otra mujer, quien ha escapado de la crecida en varias ocasiones.

Ante toda la problemática, muchos pobladores piden la inmediata solución al problema de las inundaciones. Así lo han manifestado en reiteradas ocasiones cuando los entrevistan.

Etiquetas

Kryshna Bednarcyk

Estudiante de Comunicación Social con experiencia en medios digitales como La Mega, La Mega de Toronto, Segundo Enfoque, entre otros. ¡Mi pasión es escribir!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close