Actualidad

Comisarios del operativo de represión del 31M fueron asignados en el Este

Este miércoles la Comandancia de la Policía Nacional movió piezas en jefaturas claves

Los comisarios Enrique Isasi y Amado Cantero fueron nombrados para ocupar cargos relevantes en el Alto Paraná. Ambos tuvieron responsabilidad en la represión de la manifestación contra la enmienda.

Los dos polémicos comisarios que tuvieron en sus manos la responsabilidad de la represión contra los manifestantes del 31 de marzo del año pasado, que dejó como saldo la muerte del joven Rodrigo Quintana y la quema del edificio del Congreso, fueron nombrados para ocupar importantes cargos en el Departamento de Alto Paraná.

Este miércoles, la Comandancia de la Policía Nacional movió piezas en jefaturas claves, enviando a una zona bastante deseada por el movimiento comercial y tráfico a los dos polémicos comisarios involucrados en los violentos y fatídicos hechos generados tras la forzada aprobación de la enmienda.

Al comisario principal Amado Cantero Godoy, el comandante Luis Carlos Rojas lo nombró jefe del Departamento de Seguridad Ciudadana de Alto Paraná, por lo que el alto jefe policial deja la Jefatura de la Comisaría Tercera de Asunción.

Identificación de los funcionarios

Este uniformado es sindicado, a través de filmaciones, como el jefe policial que encabezó el pelotón de escopeteros sobre la calle Iturbe en dirección al Directorio del Partido Liberal (PLRA) en la madrugada del 1 de abril del 2017.

Los mismos agentes asaltaron el PLRA y asesinaron de un disparo de escopeta a Rodrigo Quintana. El imputado como autor del letal tiro, el suboficial Gustavo Florentín, había dicho que fue Cantero el comisario que les ordenó avanzar hacia la sede partidaria.

El comisario general Enrique Darío Isasi Galeano, por su parte, desde ayer se convirtió en el nuevo jefe de la Dirección de Policía de Alto Paraná. Estaba con el mismo cargo en San Pedro.

A lo largo de las manifestaciones antienmienda, Isasi se desempeñaba como director de Apoyo Táctico y a su cargo estaban todos los cascos azules y antimotines que reprimieron a los manifestantes.

Este agente, con antecedentes por homicidio, había colaborado para el golpe parlamentario que quiso imponer la enmienda a través de la protección que dio a políticos cartistas, e incluso ingresando a la sala de sesiones del Congreso.

Otro de los antecedentes que tiene Isasi es que cuando estuvo como jefe de Policía en Amambay, su señora había sido retenida con un vehículo irregular y amenazado al oficial de Limpio que retuvo a la mujer.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close