Actualidad

Civiles armados se retiraron de la UCA

Los diferentes guardias armados que forcejearon con estudiantes que toman la Universidad Católica se retiraron del lugar, mientras continúa la tensión en presencia de la Fiscalía. El abogado Guillermo Ferreiro cuestiona la ilegalidad del procedimiento.

A muy tempranas horas de este jueves, aparecieron los guardias, sin identificación de la empresa de seguridad para la cual trabajan y con armas de fuego en la cintura, para irrumpir en la institución, mientras los estudiantes en toma dormían. Los civiles estaban acompañados por César Rufinelli, miembro del Consejo de Gobierno de la UCA.

Los diferentes jóvenes se resistieron formando un cordón humano que los guardias trataron de romper, produciéndose un forcejeo entra ambas partes.

Entre tanto, el abogado Guillermo Ferreiro se presentó en apoyo a los estudiantes y criticó el procedimiento al fiscal Francisco Torres, quien se limitó a “mirar” a distancia lo que ocurría.

“Tu profesión vale mucho, no podés obedecer órdenes así. Arribaste a avalar un atropello, viniste a avalar justicia por mano propia”, le reclamó al agente fiscal.

Para Ferreiro, lo más grave es que civiles armados fueran designados para forzar el levantamiento de la toma, mientras que los policías y el propio fiscal observaban la situación desde la vereda. “Sos responsable de la violencia que pasó acá y sos un cobarde”, siguió diciendo el abogado. 

Por su lado,  Rufinelli refirió que fue una orden del Consejo de Gobierno la de habilitar nuevamente la sede universitaria, atendiendo a que muchas personas necesitan sus documentos para acceder a un puesto laboral.

“Somos víctimas de un método de violencia, no podemos salir de nuestras oficinas por temor”, agregó.

El fiscal por su parte señaló que, recién cuando las autoridades dieron su visto bueno, la comitiva del Ministerio Público ingresó a la institución, por tratarse de una propiedad privada. “No existe orden judicial, las autoridades constituidas legítimamente se apersonaron hasta el predio”, manifestó en la misma emisora.

Hace poco más de un mes, todos los estudiantes tomaron la Facultad de Filosofía de la UCA, luego de que se destituyera al decano José Antonio Galeano, a quien consideran una persona abierta en contraste con el autoritarismo que caracteriza a la institución.

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close