Actualidad

BBVA mantiene liderazgo en calificación de riesgo

El banco Itaú y el BBVA mantienen una nota AAA, aunque sus calificaciones señalan factores de riesgo. La novedad es que a Itapúa se le bajó su calificación de riesgo siendo la única entidad con BBB+py en los bancos.

Según algunos datos del último boletín financiero del Banco Central del Paraguay (BCP) a julio, son cuatro las entidades que operan en el sistema financiero paraguayo con calificación más alta o triple (AAA).

Todas esas entidades son BBVA, Citibank, Itaú y el banco Do Brasil; sin embargo, por su participación en el mercado financiero local las mejores calificadas son el BBVA con una nota AAApy con tendencia estable y el Banco Itaú que también tiene una nota de riesgo AAApy, pero con tendencia sensible.

Las dos entidades financieras son calificadas por la firma internacional Feller Rate Paraguay que destaca sus fortalezas y debilidades.

En el caso del BBVA en su último reporte se le destaca su fuerte posición competitiva pese a escenarios de menor crecimiento y de alta competencia.

“Refleja el respaldo de su controlador BBVA SA, el cual ha sido esencial al impulsar el fortalecimiento del gobierno corporativo del banco paraguayo y a la gestión y apetito de riesgo. Amplio acceso a fuentes de financiamiento favorecen su posición de liquidez”, resaltaron.

Sin embargo, señalaron que en sus márgenes han sido relativamente más bajos e incrementos puntuales del gasto en riesgo impactan en sus retornos.

“La alta concentración de sus colocaciones en el sector agropecuario y la elevada competencia en su segmento objetivo”, señala Feller Rate son factores de riesgo.

En lo que respecta al Banco Itaú, la misma calificadora le asigna una nota AAApy con tendencia sensible, que quiere decir que podría revisarse a la baja.

Sin embargo, la calificadora resalta su posición de liderazgo en diversos segmentos y una capacidad de generación muy fuerte con retornos elevados.

Toda la diversificación de sus diferentes fuentes de ingresos y colocaciones, además de la buena gestión de riesgo se tradujeron en una morosidad controlada.

Sin embargo, vuelve a insistir, como en revisiones anteriores, que deterioros adicionales a nivel económico y político a las condiciones de Brasil (donde está su matriz) podría tener impacto en su capacidad crediticia y, por ende, limitar la capacidad de soporte a sus filiales.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close