Actualidad

Adolescente fue confundida con hincha armada

Una adolescente de apenas 16 años fue confundida con un miembro de una de las barras bravas que causaron caos en el último partido entre Olimpia y Sol de América en Pedro Juan Caballero. Ante la confusión, sus padres aclararon que fueron a la cancha en familia.

Unos lentes para proteger sus ojos del sol y un denario con la imagen de la Virgen María era lo que sostenía la menor con sus dos manos cuando capturaron su imagen. La foto circuló posteriormente por redes sociales y la tildaban de ser integrante de una de las barras bravas y de que ingresó al estadio con un arma de fuego.

Los padres de la joven salieron al paso luego de ver difundida la foto de su hija en redes sociales y algunos medios de comunicación, y aclararon todo, informó el corresponsal de Última Hora, Justiniano Riveros.

La familia es originaria del Departamento de Concepción, reside en el barrio San Luis de la capital departamental, desde donde viajaron 200 kilómetros en vehículo propio para aprovechar la oportunidad de tener a su querido club Olimpia y a sus ídolos más cerca, ya que les cuesta ir a los partidos que se disputan en Asunción.

La familia estaba cerca de donde la riña se inició y encontró una salida cruzando por debajo de un tejido que ya había sido destruido por los barrabravas.

Según lo relatado, al momento de la foto la joven estaba levantando el tejido con las dos manos para que su madre pasara, imagen que fue interpretada como que ella sostenía un arma de fuego.

Se dio a conocer que la adolescente es estudiante de secundaria, y que no pertenece a ninguna barra brava.

El pasado domingo se registraron disturbios entre barrabravas del club Olimpia, facciones de Limpio y de Capiatá, que se enfrentaron a pedradas, banderazos y palos. No faltaron los disparos con armas de fuego y heridas de armas blancas, en medio del público pedrojuanino.

Motivado a este penoso comportamiento, el partido fue suspendido a los siete minutos de haber iniciado. Ni los intentos de calmar los ánimos de los jugadores estrellas del club lograron apaciguar a las barras, que se enfrentaron sin medir el peligro que representaban para niños, ancianos y público en general. 

 

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close